Banco Santander, Telefónica, IAG… y los 9.000 del IBEX | finanzas.com

El analista de Banco de Inversión Global, José Luis Herrera Méndez, se detiene en el podcast de cierre de mercados de finanzas.com a analizar al detalle el comportamiento de Banco Santander, Telefónica e IAG en momentos clave para su cotización.

En el caso del grupo de crédito que preside Ana Botín, se examina si los resultados serán el combustible necesario para que sus títulos vuelvan a máximos de mayo.

En relación con Telefónica, Herrera argumenta por qué el mercado espera unos resultados débiles. Por último, aporta para IAG el rango de precios más posible para los próximos meses. Prevé una traslación a 2022 del escenario fallido para el segundo semestre del 2021.

Publicidad

Resumen de la transcripción:

Banco Santander presenta resultados. ¿Pueden acelerar el rebote?

En general soplan vientos a favor del Santander y de la banca en su conjunto. Las expectativas de que los tipos de interés suban más pronto que tarde; que los bonos apunten a subidas de rentabilidades… todo beneficia al margen de intermediación. Las expectativas son halagüeñas y deberían consolidar la zona actual de cotización y no sería descartable ver al valor en un rango de 3,5 euros a 4 euros, que es la zona en la que cotizó en el 2019. Esta barrera sí que no sería fácil de superar en primera instancia. Sobre los resultados, estaré atento a la morosidad y a que no haya un repunte de la morosidad.

Telefónica está en mínimos de julio y con los analistas en contra. La empresa ha aprovechado las caídas para re-comprar acciones, pero hay demasiadas dudas con los resultados a la vuelta de la esquina.

La cotización de Telefónica es un quiero y no puedo en los últimos años: cada vez que ha habido un repunte ha llegado, a continuación, la debilidad. Es verdad que se esfuerza en transmitir al mercado que cada día es una compañía menos endeudada, pero también es cierto que se comporta en los últimos años como una utility. Que los resultados se esperen débiles es porque también, comparativamente, el BPA será muy inferior al del trimestre anterior. La diversificación geográfica, que otras veces le ha beneficiado, esta vez se gira en contra por Brasil y España. En cualquier caso, no sería descartable ver unos resultados acordes con lo que el mercado espera, sin ser excesivamente brillantes, pero compatibles con una recuperación del valor en bolsa.

Otro sector en la diana es el turismo. ¿Qué esperáis para IAG?

Es un sector en el que ahora hay muchas incertidumbres. Que tengamos un petróleo al alza también acabará afectando a la cuenta de explotación de estas compañías y se esperaba una fuerte recuperación para esta mitad del año. Lo que probablemente veremos es una traslación a 2022 del escenario que se preveía para el segundo semestre de este año. Cada vez que ha estado en el punto de mira alcista, o ante un rebote, IAG se ha topado con una zona clave en la cotización: los 2,60 euros. Antes de volver, podríamos ver al valor perfectamente cómodo en el rango de los 1,60 euros.

El IBEX 35 vuelve a los 9.000 puntos. ¿Será flor de un día?

Es la referencia clave. Más concretamente los 9.050 puntos, que es cuando han entrado ventas claras. Para quien le guste el chartismo, se podría interpretar, incluso, que estamos ante un posible hombro-cabeza-hombro invertido, que en caso de superar al alza los 9.050 puntos podría tener proyección de otros 500 puntos más.

El mercado espera que el BCE ofrezca señales este jueves sobre la retirada de estímulos.

Esta semana no esperamos movimientos del BCE ni sobre la compra de activos ni sobre los tipos de interés. Pero sí miraremos con lupa las palabras de (Christine) Lagarde por si logramos intuir qué acciones esta dispuesto a tomar el banco en el corto plazo para mantener a raya la inflación, que está al alza en toda la zona del euro. Particularmente en Alemania.