Bruselas aprueba los Presupuestos

La Comisión Europea presentó este miércoles su ejercicio de recomendaciones económicas y revisión de los presupuestos del próximo año para los Estados miembros. En sus recomendaciones específicas para España, la Comisión constata que, en 2022 y teniendo en cuenta las actuales previsiones económicas y el borrador de los Presupuestos Generales del Estado y los nuevos fondos europeos, la política fiscal española será “contractiva”. Bruselas aplaude especialmente que el gasto público recurrente se reduzca mientras se mantiene la inversión pública.

La Comisión considera que los planes españoles para rebajar el déficit público del previsto 8,4% de este año a un 5,0% en 2022 “están en línea con las previsiones de la Comisión Europea”. El informe de la Dirección General de Economía del Ejecutivo comunitario asegura que la “recuperación económica está ganando terreno, las medidas de apoyo a nivel nacional y europeo han reforzado la recuperación del mercado laboral y aliviado los efectos de la crisis para las empresas. Además, el crecimiento económico y la aplicación de los fondos (europeos) ayudarán a reducir el déficit y la deuda”.

Bruselas asegura que, “como recomendó el Consejo”, España planea seguir apoyando la recuperación haciendo uso de la financiación adicional que recibirá por los nuevos fondos europeos. Y que, como también recomendó el Consejo, el Gobierno prevé mantener el nivel nacional de inversión pública independientemente de esos nuevos fondos. 

Publicidad

El documento también “recuerda la importancia de la calidad de las medidas presupuestarias, incluyendo las que aumentan el potencial de crecimiento” de la economía, “sobre todo apoyando la transición verde y digital”. Bruselas estima que el borrador de los Presupuestos Generales del Estado “contiene medidas detalladas que van en la dirección de reforzar la transición digital, incrementar la conectividad y reforzar la ciberseguridad”.

Contención del gasto

El mensaje de contención y control en el gasto es generalizado. La Comisión Europea pide a los gobiernos que estén preparados porque hay nubarrones que pueden convertirse en tormentas en los próximos meses. A pesar de las fuertes previsiones de crecimiento desde la peor crisis europea –en números macroeconómicos- en unos 80 años, la Comisión cree que la “pandemia de los no vacunados” sigue generando incógnitas sobre el comportamiento de la economía en este final de año y principios de 2022.

La petición de ir llevando las cuentas públicas a niveles con menos déficit y deuda es para España y para varios países más, entre ellos Francia e Italia. Junto a Grecia y Bélgica son los que más vieron crecer sus ratios de deuda durante el último año y medio. El lenguaje más duro en cuanto a la contención del gasto público se lo lleva Italia, abroncada por aumentar sus gastos recurrentes en el equivalente a 1,5 puntos de PIB. Draghi no sirve de escudo para todo.

Bruselas aprueba los Presupuestos