previsión de crecimiento

Bruselas mejora en 3 décimas las previsiones de crecimiento del PIB español en 2023 hasta el 2,2% mientras recorta su estimación para el conjunto de la eurozona hasta el 0,8%, principalmente por el frenazo de la actividad en Alemania.

El organismo europeo rebaja, sin embargo, en una décima las expectativas españolas para el próximo ejercicio, el de 2024 hasta el 1,9 %, por la moderación de la actividad económica en el segundo semestre de este año y el primero del próximo.

Paolo Gentiloni, comisario europeo de Economía ha subrayado que «en España, la economía tuvo un muy buen desempeño en la primera mitad de año, superando nuestras expectativas de primavera» eso sí, advierte de que la actividad económica se moderó a partir de julio y continuará haciéndolo «al menos durante la primera mitad de 2024», por lo que el crecimiento se ralentizará hasta el 1,9 % en el próximo ejercicio.

Bruselas atribuye esta expansión más débil al menor ímpetu del turismo, la actividad económica más débil de los principales socios comerciales, el impacto de las condiciones financieras más duras sobre la demanda agregada y un mercado laboral menos dinámico.

El Ejecutivo comunitario vaticina en cuanto a los precios que la inflación baje hasta el 3,6% en 2023, 4 décimas menos de lo estimado en sus previsiones del pasado mayo, y que en 2024 se sitúe en el 2,9 %, 2 décimas por encima del cálculo anterior.