CEOE

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) ha presentado un documento en la mesa de diálogo social sobre la reforma laboral en el que introduce propuestas sobre la contratación temporal, los despidos colectivos y la prevalencia de los convenios de empresa sobre los sectoriales, según fuentes sindicales, que calificado algunos aspectos de “inasumibles”.

La patronal rechaza la limitación del número de trabajadores temporales en relación al total de la plantilla, como defendía el Gobierno. En su lugar, la CEOE aboga por mantener la legislación actual y la causalidad tradicional.

Los empresarios defienden un único contrato con seis causas de producción y cuatro causas de sustitución, lo que coincide con la visión del Ejecutivo, como son la reserva del puesto de trabajo, las vacaciones, la reducción de jornada y la cobertura de vacante. Del mismo modo, se oponen a la nulidad de los contratos fraudulentos, motivo de discrepancia con los sindicatos.

Publicidad

Contratos fijos discontinuos

Las centrales sindicales tampoco quieren canalizar los contratos fijos discontinuos a través de las empresas de trabajo temporal (ETT). En este punto, la patronal también ha sugerido que no compute todo el tiempo de estos contratos para la antigüedad o para la representación de los trabajadores. La propuesta contempla que la falta de incorporación será considerada causa de extinción.

Fuentes sindicales también lamentan que la CEOE aporte nuevas sugerencias sobre el artículo 41, relativo a las modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, ya que es uno de los puntos que más tiempo lleva en negociación. La patronal defiende la redacción actual y deja fuera la aplicación de la legislación desarrollada durante la pandemia.

En cuanto al artículo 47, sobre la suspensión del contrato, la patronal se ha opuesto a las propuestas presentadas y no ha ofrecido nuevas aportaciones sobre el Mecanismo RED y los nuevos expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). El Gobierno presentó un medida inicial rechazada tanto por los sindicatos como por la patronal y ofreció una nueva en la reunión de la semana pasada.

Sin embargo, la patronal sí ha llevado a esta mesa una modificación para permitir que los convenios colectivos contemplen causas extintivas, incluyendo preaviso e indemnizaciones.

Primacía del convenio de empresa

Respecto a la prioridad aplicativa del convenio, la patronal pide mantener la prioridad del convenio de empresa sobre el sectorial. No obstante, establece dos requisitos, que el conjunto y el cómputo anual del convenio de empresa sea más favorable para los trabajadores y que el convenio se haya negociado con la misma legitimación de la parte social que la que hoy se exigen para los sectoriales.

En cuanto a los despidos, la CEOE defiende en su propuesta la facilitación de los despidos colectivos y pide que el Estatuto de los Trabajadores recoja la presunción de concurrencia de la causa en caso de acuerdo en el periodo de consultas.

En su documento, la CEOE también ha sorprendido con iniciativas que, hasta el momento, no habían formado parte del diálogo, como las modificaciones sobre jornadas irregulares y los derechos de adaptación de la jornada.

Acercamiento en las subcontratas

Tampoco estaba en la mesa hasta hoy el debate sobre el artículo 40 del Estatuto de los Trabajadores, relativo a la movilidad geográfica, ni el artículo 44, sobre la subrogación empresarial, para limitar la responsabilidad a la prevista en el convenio cuando se produzca por obligación de éste.

Pese a considerar “inasumible” parte del documento, desde la Unión General de Trabajadores (UGT) reconocen un “mayor grado de acercamiento” en la propuesta de CEOE sobre el artículo 42, relativo a las contratas y subcontratas.

Gobierno y agentes sociales se reunirán de nuevo el jueves por la mañana para seguir negociando la reforma del mercado laboral.