DAX alemán

El índice de referencia en la bolsa alemana, el DAX, inaugura este lunes la mayor reforma desde que fue creado, a finales de los años 80. Entre otras cosas, el selectivo pasará de 30 a 40 miembros con el objetivo de dar mayor representación a las compañías con más crecimiento del país.

“Se añaden algunas empresas de crecimiento, por ejemplo, del área de la salud y la tecnología médica, así como del comercio electrónico. Se trata, pues, de una atractiva diversificación de sectores dentro del DAX”, explica Christoph Ohme, gestor de bolsa alemana en DWS.

En concreto, los nuevos de la clase son el fabricante de ropa deportiva Puma, el gigante de la industria aeroespacial Airbus, la compañía automotriz Porsche, el fabricante de perfumes Symrise, la plataforma de comercio electrónico Zalando, el distribuidor químico Brenntag, la empresa de kits de comida Hellofresh y las compañías de tecnología médica Sartorius, Siemens Healthineers y Qiagen.

Publicidad

El DAX reflejará mejor la economía alemana

Con la llegada de estas nuevas empresas, “es más probable que los cambios estructurales que se den en la economía se reflejen en el Dax”, defiende el experto de DWS.

Aunque esto llevará tiempo pues, pese a los cambios, estos sectores van a seguir teniendo un peso relativamente pequeño en el índice, por lo que la exposición sectorial no cambiará de forma significativa.

Lo que sí se pretende es que las novedades de este lunes constituyan un primer paso para que, en el futuro, estos sectores de crecimiento ganen en relevancia dentro del índice de referencia de la bolsa alemana.

Una reforma para evitar el escándalo de Wirecard

Pero, en todo caso, este no es el único cambio que el DAX introduce este lunes. Además, el selectivo incrementará los requisitos de información financiera que se exige a las compañías cotizadas para evitar escándalos como el acontecido con la plataforma de pagos Wirecard (la primera empresa del selectivo alemán en declarar la bancarrota, en junio de 2020).

Por ejemplo, cualquier corporación tendrá que presentar resultados operativos en positivo antes de entrar en el selectivo.

“Todas estas medidas aumentan el atractivo del índice. En este sentido, acogemos con satisfacción las reformas y creemos que el DAX ganará también en percepción internacional”, apunta Ohme.

DAX alemán