PIB

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha anticipado una “revisión significativa a la baja” de las previsiones de crecimiento para este año, tras el ajuste del PIB del INE en el segundo trimestre, que pasó del 2,8 % al 1,1 %. 

“Una rebaja de una magnitud tan elevada comporta, de forma mecánica (…) una reducción sustancial de la tasa media de crecimiento del PIB para 2021 y, en menor medida, también de la de 2022″, ha añadido en su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso.

Hernández de Cos ha señalado que la recuperación, tras la crisis provocada por la COVID-19 es “claramente incompleta” en España frente a la del resto de países en un escenario, de “elevada incertidumbre”, en el que al desarrollo de la pandemia se le suma la tendencia inflacionista y “cuellos de botella” en las cadenas de suministro, por la escasez de recursos y el encarecimiento de los precios de energía.

Publicidad

Hasta el momento, la recuperación de la economía global es incompleta, pero en el caso de España es “más claramente incompleta”, ya que al concluir la primera mitad de año España presenta una brecha de 8,4 puntos porcentuales en su PIB respecto al de finales de 2019, cuando en la zona euro se limitaba a 2,5 puntos.

Al analizar los principales rasgos del proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2022, ha indicado que el cuadro macroeconómico establece un crecimiento del 6,5% y del 7% para este año y el siguiente, una tasa casi un punto por encima del consenso de los analistas.

La inflación podría disparar en 3.500 millones el gasto en pensiones

En el caso de que inflación siga al alza por el repunte del consumo privado, podría llevar a una revisión de más de 0,5 y 1 puntos porcentuales para este ejercicio y el que viene. Así, si el IPC sube más de lo estimado, el gasto en pensiones podría elevarse en unos 1.500 millones en 2022, a lo que habría que sumar otros 2.000 millones por la compensación de las pensiones de 2021.

Hernández de Cos ha insistido en que “sigue siendo necesaria una revisión del sistema público de pensiones que garantice su sostenibilidad”, un proceso que debe abordarse con “transparencia” para que los ciudadanos puedan “planificar convenientemente sus decisiones de trabajo y jubilación, y de consumo y ahorro”.

También ha destacado el efecto que podría tener el mantenimiento en el tiempo del alza en los precios de la energía, que en el caso de la electricidad llegaría a alcanzar entre dos y tres décimas de PIB al cabo de tres años en caso de consolidarse un aumento permanente del 10 %.

Previsión de ingresos “ligeramente optimista”

La previsión de ingresos por cotizaciones sociales del proyecto presupuestario de 2022 es “ligeramente optimista” de acuerdo con los modelos del Banco de España. Sin embargo, este optimismo se ve parcialmente compensado con una “previsión prudente” de la recaudación tributaria.

El gobernador ha insistido en que la evolución del entorno macroeconómico “se encuentra sujeta a riesgos a la baja”, lo que podría erosionar los ingresos tributarios.

Asimismo, ha apuntado que el avance de liquidación apunta a que se recaudarán 3.100 millones de euros menos de lo presupuestado en 2021, debido a que la desviación en los ingresos por impuestos (6.700 millones menos) no ha podido compensarse con el buen comportamiento de las cotizaciones (3.600 millones más).

Esta merma de ingresos se debe a la menor capacidad recaudatoria de los impuestos introducidos este año -impuesto digital, de transacciones financieras, limitación de exenciones de dividendos y subida del IVA a las bebidas azucaradas-, así como a la no entrada en vigor de los impuestos sobre plásticos no reutilizables y residuos en vertederos.

“Estos resultados evidencian la necesidad de estimar los efectos de las medidas discrecionales de ingresos con prudencia“, ha apuntado el gobernador, sobre todo cuando “no existe evidencia” del comportamiento de nuevas figuras.

Con respecto a la reforma laboral de 2012, Hernández de Cos, la valora “positivamente” porque sirvió para crear empleo en un momento complejo, pero matiza que no resolvió algunos problemas de fondo que subsisten en el mercado de trabajo español como la dualidad y la temporalidad que “sigue siendo muy elevada”.

Hernández de Cos valora “positivamente” la reforma laboral “en su momento”

https://www.latelenegocios.com