El IBEX 35 pierde los 8.300. ¿Se pone fea la cosa? Responde Codina | finanzas.com

A mediados de noviembre, el IBEX 35 cotizaba por encima de los 9.000 puntos, pero algo más de dos semanas después marcó al cierre de este viernes un nivel por debajo de los 8.300 enteros.

“Técnicamente, la cosa es muy fea. Perdemos una base de calado, se esperaba que hoy iniciáramos la sesión con buenas perspectivas por el cierre que hubo [el jueves] en Wall Street”, explica Josep Codina, analista jefe de la revista Inversión, en este podcast de finanzas.com.

A su juicio, el mal dato de empleo en los Estados Unidos terminó tirando los mercados a la baja. “Y el IBEX, como parece el burro de todos los palos, se ha llevado una buena tunda”, explica el experto.

Publicidad

La senda alcista del IBEX en el año invitaba a pensar con un cierre de 2021 en los 9.300-9.400 puntos. Pero ahora, el mercado mira más abajo.

“Se ha truncado la expectativa positiva que teníamos, el IBEX tenía un patrón de continuidad que nos hacía pensar incluso en los 10.000 puntos. El contexto ha cambiado completamente, sobre todo a raíz del giro de [Jerome] Powell de la transitoriedad de la inflación”, justifica Codina.

Según el analista, “el mercado apostaba por creer a la Fed y al resto de bancos centrales”, pero el panorama ha cambiado después de que Powell confirmara lo que ya anticipaban muchos inversores: la inflación llegó para quedarse.

Ante el escenario inflacionista, muchos han optado por refugiarse en los bonos.

Si bien en el mercado de deuda soberana los inversores apuestan “por los plazos cortos”, según Codina, los que más están ganando son los bonos corporativos, ya que en los soberanos se comienza con una pérdida “del 5 por ciento solo por comprarlos” en esta tesitura inflacionaria.

En cuanto a valores refugio, Codina lo tiene claro: “los más defensivos, como el sector salud, y la tecnología, a pesar de que esté sufriendo, seguirán siendo ganadores a largo plazo”.

“Robótica, construcción, todo lo que tenga que ver con infraestructuras, ya que ahora los bancos centrales podrían aplicar alguna subida de tipos por la inflación, y estos sectores pueden salir beneficiados a medio plazo”, explica el analista.