El juego del calamar

Netflix llega a la presentación de sus resultados trimestrales en el mejor momento bursátil de sus casi 20 años cotizando. El éxito de la serie ‘El juego del calamar’ ha dado un renovado impulso a la plataforma de streaming, que necesitaba de nuevos contenidos que volvieran a atraer suscriptores.

Las acciones de la plataforma de contenido audiovisual tocaron sus máximos históricos el pasado día 6 al situarse a las puertas de los 640 dólares; un entorno que aún mantiene.

En lo que llevamos de año, Netflix suma más de un 20 por ciento en Wall Street, ligeramente por encima del 19 por ciento que suma su referencia, el Nasdaq.

Publicidad

Resistencia frente a la pandemia

En marzo del año pasado, Netflix logró esquivar el desplome generalizado de los mercados a causa de la pandemia, y su cotización apenas se resintió.

Las acciones, que entonces cotizaban en 330 dólares, se convirtieron, junto al resto de grandes tecnológicas, en las más resistentes a la crisis sanitaria gracias al fuerte aumento en el volumen de suscriptores propiciado por el obligado confinamiento.

Desde esas fechas, Netflix ha ganado un 75 por ciento en la Bolsa de Nueva York y ha ido batiendo periódicamente sus máximos históricos hasta que en septiembre logró romper la barrera de los 600 dólares por primera vez en su historia.

La resiliencia de Netflix a la pandemia no solo se ha notado en su rally bursátil; también en sus resultados hasta la fecha. En julio, la plataforma anunció que obtuvo un beneficio neto 1.350 millones de dólares en el segundo trimestre, lo que disparó las ganancias en la primera mitad del año en un 150 por ciento respecto al mismo tramo de 2020.

Pese a ello, el director financiero de la compañía, Spencer Neumenn, admitió en Bloomberg no estar del todo satisfecho. “Hay un poco de mar revuelto en nuestro crecimiento”, dijo, en referencia a la ralentización en el número de suscriptores. Algo que los analistas descartan ahora.

Más clientes tras el fenómeno de El Juego del Calamar

En estos meses, una nueva serie ha revolucionado el catálogo de Netflix. Se trata de la ficción coreana El Juego del Calamar, que en un corto periodo de tiempo se ha convertido en la más vista de la historia de la plataforma de streaming. 

Este éxito ha llevado sus acciones a máximos históricos y disparará el número de clientes, según explica Douglas Anmuth, analista de JP Morgan encargado del seguimiento de Netflix.

“Nuestro análisis en función de los datos de Apptopia apuntan a nuevas adiciones de 3,6 millones [de usuarios] globales. Creemos que las expectativas de los inversores son de 8,5 millones para el cuarto trimestre”, explica.

“Es importante que Squid Game [El juego del calamar, en inglés] puede ayudar a abrir aún más la región Asia Pacífico, que tiene una baja penetración, y es otro ejemplo de contenido local que viaja bien a nivel mundial”, destaca Anmuth.

Así, las previsiones del analista apuntan a que el cuarto trimestre “debería ser el de contenido más sólido de la historia”, especialmente con los nuevos títulos que llegarán al catálogo de Netflix.

En términos generales, el consenso de analistas espera una rebaja del beneficio por acción, desde los cerca de 3 dólares del segundo trimestre hasta los 2,63 dólares esperados para el tercer tramo del año.

Los ingresos aumentarán en unos 300 millones hasta rondar los 7.500 millones -un 16 por ciento más que en el tercer trimestre del año pasado- pero el beneficio neto caerán ligeramente respecto a julio hasta los 1.200 millones. Seguirá, no obstante, siendo otro 16 por ciento más que en el mismo periodo de 2020.

La firma KDP Investments destacó recientemente además la compra del desarrollador de videojuegos Night School Studio, “su primer paso hacia la industria”, tal y como recogió finanzas.com.

Las acciones, ¿en más de 700 dólares?

De esta forma, el mercado valora los movimientos que ha llevado a cabo Netflix en el último año.

“Está en la cúspide, los diferenciales pueden ajustarse y el flujo de caja libre está siendo sostenido positivamente. Su calificación podría ser elevada por Mood’ys y S&P dentro de 6-9 meses”, detalla Stephen Flynn, de Bloomberg Intelligence.

Las últimas revisiones reflejan la esperanzas de los analistas en que el rally en bolsa continúe. Benjamin Swinburne, de Morgan Stanley, elevó el viernes el precio objetivo de las acciones en 25 dólares hasta los 675. 

Tom Champion, de Piper Sandler, marcó un precio objetivo de 705 dólares, mientras que Jonathan Woo, de Philip Securities, disparó su precio en cerca de 100 dólares hasta los 724. Del consenso consultado, un 72 por ciento de los analistas apuestan por la compra de títulos.

El juego del calamar