cerrojazo económico

Viernes de dolores el que se ha vivido en los mercados financieros. El temor a que la variante Omicron de la Covid-19 provoque un nuevo cerrojazo (total o parcial) de la economía ha hecho cundir el pánico entre los inversores en todo el mundo. Un miedo que le ha costado al Ibex 35 algo más de 27.932 millones de euros durante la sesión. 

Temen los inversores que la nueva cepa de la Covid-19 sea más contagiosa y que esto obligue a las autoridades a intervenir como en los primeros momentos de la pandemia. De momento ya se ha visto cómo la mayor parte de los países de la Unión Europea han paralizado los vuelos con Sudáfrica. Y en Bélgica se ha detectado ya el primer caso con esta variante que, según los expertos, podría convertirse en la predominante en las próximas semanas. 

A la vista de esta situación las compañías más afectadas han sido aquellas relacionadas con el sector turístico que se han dejado algo más de 6.800 millones en la sesión. IAG ha sido la más perjudicada, con descensos del 15,6%. Aena se dejaba un 8,77% con los títulos en los 128,45 euros, mientras que Amadeus ha perdido un 8,67%. También Meliá ha sufrido los estragos de la pandemia con una caída del 7,77%. 

Publicidad

Otros actores

Si se analiza el continuo, se puede comprobar cómo el eDreams se ha dejado un 12,7%, NH un 5,19% y Airbus pierde un 11,75%. 

Desde ATL Capital, su director Álvaro Blasco, explica que los inversores “dudan de la efectividad de las actuales vacunas, lo que les lleva a pensar en un nuevo confinamiento u otras medidas que ralentizarán el crecimiento económico”. 

Y es que el Ibex es el selectivo que peor comportamiento ha tenido en el Viejo Continente al caer un 4,9%. Así, el Dax alemán se ha dejado en la sesión un 4,1%, el Cac 40 un 4,75%, mientras que el Euro Stoxx 50 ha perdido un 4,7%. 

El temor de los inversores se extendía también al resto de los mercados mundiales. Wall Street ha registrado su peor jornada del año. El Dow Jones ha caído un 2,52% hasta los 34.899 enteros. El S&P 500 ha retrocedido un 2% en los 4.603 enteros y el Nasdaq 100 se ha dejado un 2,23%. 

Los valores

Al igual que en Europa las compañías más afectadas han sido aquellas relacionadas con el sector turístico. Boeing ha caído un 5,4%; Southwest Airlines se ha dejado un 4,30%, mientras que American Airlines ha perdido un 8,79%. Peor le ha ido a Expedia, que ha cedido un 9,48% y a United Airlinescon un descenso del 9,57%. 

Los analistas de Deutsche Bank creen que los ojos están puestos en comprobar si la nueva variante de la Covid-19 “evade por completo las vacunas, ya que en esta etapa tan inicial se sabe muy poco de las mutaciones”. Recuerdan, además, que “las mutaciones suelen ser menos graves, pero es evidente que existe una gran preocupación por lo que pueda venir”. 

Evolución del contagio de la nueva variante de la Covid-19.

Las dudas han llegado también al crudo. El barril de Brent se ha dejado un 11,25% hasta los 72,97 dólares. Por su parte el Texas ha perdido un 12,65% hasta los 68,22 dólares. Estos descensos se producen no sólo por la posibilidad de que haya menos turismo o un nuevo cierre económico, también porque se abre la puerta a que los principales países productores de la OPEP+ decidan recortar la producción en los próximos días. 

Jeffrey Halley, analista senior de mercado de OANDA, cree que “es probable que la OPEP+ no aumente la producción por encima de su objetivo acordado de 400.000 barriles al día la próxima semana”. 

Desde Blackbird, Marc Ribes, explica a EL ESPAÑOL-Invertia, que ahora mismo la clave está en saber si la situación actual romperá la tendencia alcista en la que estaban instalados los mercados globales. A su juicio “todavía no tenemos respuesta, pero parece complicado por dos razones: la continuidad de las políticas monetarias complacientes de los bancos centrales y la implementación del mayor plan de estímulos fiscales de la historia de la humanidad”, en relación al Next Generation. 

¿Dónde se están refugiando los inversores? Blasco explica que se han ido a “liquidez y bonos de máxima calificación, abandonando el oro como valor refugio”. De hecho, la onza de oro ha subido sólo un 1,4% hasta los 1.786 dólares.

Tampoco las criptomonedas se han salvado de la quema. El bitcoin se deja casi un 9% hasta los 47.995 euros, mientras que el ethereum se ha dejado un 10% hasta quedarse en algo más de 4.000 dólares. 

cerrojazo económico