denominación Rioja

15.000 viticultores, casi 600 bodegas y miles de ciudadanos de La RiojaÁlava Navarra temen que la primera marca de calidad creada en España en 1925 se rompa en otra batalla política. Una «marca de éxito», como lo califica Iñigo Torres director general del Grupo Rioja, que mostró su extraordinaria fortaleza en 2020, el año que la pandemia examinó a toda la economía mundial.

La Denominación de Origen Calificada (DOC) Rioja aumentó en un 8,3% sus exportaciones con las que pudo minimizar la hecatombe de la caída en ventas de hasta el 40% del producto dirigido a la hostelería española. Con un ambicioso plan de recuperación en marcha, el Consejo Regulador se opone a la «amenaza» de una subdivisión del Rioja auspiciada por el PNV para crear un órgano de control propio en la Rioja Alavesa.

El PNV ha reactivado su objetivo de controlar desde el País Vasco la producción de uno de los vinos más afamados del mundo. El próximo martes el Congreso debatirá la admisión a trámite de un cambio normativa sobre las condiciones de las denominaciones de origen que afectan a territorios pertenecientes a más de una comunidad autónoma.

Publicidad

Un cambio normativo que el partido de Andoni Ortuzar encargó a Mikel Legarda, su diputado y jurista más brillante y al que los nacionalistas le encomendaron cepillar el acuerdo previo con EH Bildu sobre un nuevo estatuto vasco soberanista. «Es un órdago a la grande», advierten desde el Consejo Regulador, el órgano conformado por viticultores y bodegueros y que desde julio de 2020 ha movido Roma con Santiago para impedir que la reforma que pretende el PNV siga adelante.

«Rioja es un valor en la que las tres zonas que la integran son indispensables para comprender un proyecto centenario que se guio desde su nacimiento por la búsqueda de la calidad», asegura Torres que es también consejero del Consejo Regulador y miembro de la Organización Interprofesional del Vino de Rioja, los dos órganos que velan por la calidad del vino y en su comercialización dentro de un mercado internacional muy competitivo.

Casi 350.000 habitantes del sur de Álava, de La Rioja y del suroeste de Navarra viven de un producto que sólo en venta directa del vino supera los 1.300 millones de euros pero que multiplica su influencia en el Producto Interior Bruto (PIB) con apuestas muy firmes como el enoturismo (166 millones de ingresos en 2019) y todo el sector industrial que va desde la fabricación de los corchos, las botellas y la maquinaria y vehículos que requieren tanto miles de viticultores como las 600 bodegas.

Rioja alavesa. Ventas

Viticultores y bodegueros habían recibido con esperanza los primeros datos de 2021 con un crecimiento ya del 6% respecto a 2020 cuando se vieron sorprendidos por la reactivación de una reivindicación «política» en la que el PNV demanda la creación de una subdenominación dentro del DOC Rioja para los vinos de Rioja Alavesa pero que incluye la creación de un consejo regulador propio que establecería todas las condiciones sobre el cultivo de la uva, su control en la entrega a las bodegas y la elaboración y comercialización de estos vinos.

El peso territorial del País Vasco, La Rioja y Navarra no es homogéneo ni tampoco el posicionamiento institucional respecto a la polémica provocada por la iniciativa del PNV. Según los datos del Consejo Regulador de 2020, las bodegas ubicadas en la comunidad de La Rioja produjeron 186 millones de litros frente a los 66 millones de litros elaborados por bodegas alavesas y los 16 millones de bodegas navarras. Un liderazgo de La Rioja que también se visualiza en la uva aportada para generar estos vinos ya que se produjeron288.000 toneladas frente a las 75.000 toneladas en viñedos vascos y las 46.000 toneladas de uvas navarras.

Rioja alavesa. Mapa

El modelo de producción y fabricación del vino Rioja se encuentra minuciosamente controlado por el Consejo Regulador que con hasta 200 inspectores vigila la vendimia, está presente en la entrega de la uva por parte de los productores a los bodegueros y vigila tanto el proceso de elaboración como el embotellado del producto con esta certificación. Fuentes del sector advierten que es habitual que bodegas alavesas reciban uva procedente tanto de la Rioja Alta como de la Rioja Oriental.

«La reforma que propone el PNV no tiene ningún sentido, no es una petición del sector y hemos trasladado a partidos e instituciones que deben respetar el criterio de los legítimos propietarios de la marca Rioja que son los viticultores y los bodegueros», advierte Torres, que también respaldó el pasado mes de julio la contundente declaración del Consejo Regulador presidido por Fernando Ezquerro contra el ardid activado por los nacionalistas para hacerse con el control del futuro consejo regulador vasco.

Una iniciativa reactivada en plena negociación presupuestaria con el Gobierno de Pedro Sánchez y tras comprobar la importancia de la marca Rioja tras el test de estrés que supuso un 2020 marcado por la pandemia. Un ejercicio «negativo», como reconoce el director general del Consejo Regulador José Luis Lapuente pero que visualizó la importancia de la exportación (44% de las ventas) con países como el Reino Unido (una de cada tres botellas que se venden fuera de España), Alemania y Estados Unidos como los principales mercados.

Lapuente, con 23 años de experiencia en el órgano regulador, defiende con datos la virtualidad del gran «paraguas» que es Rioja para

miles de viticultores y bodegueros y su potencial de crecimiento incluso en mercados europeos maduros. Según el consultor Wine Intelligence, le ha convertido en la sexta marca mundial de conocimiento y fidelidad en el mercado mundial y aún el 50% de los consumidores alemanes no la ha descubierto.

denominación Rioja