Gentiloni

En la reforma laboral está la llave para desbloquear los fondos europeos, pero bajar al terreno la nueva norma no será tarea sencilla pues deberá corregir la excesiva temporalidad y precariedad de nuestro mercado pero  sin lastrar la competitividad de las empresas. Así de tajante se ha mostrado hoy el comisario de Economía de la Comisión Europea, Paolo Gentiloni, durante su comparecencia en la comisión mixta del Congreso y el Senado para la relación con la UE, donde ha evitado bajar al barro de la pugna que estos días libra el Gobierno de coalición pero sí ha querido dejar claro el fondo de la cuestión: «No se debe socavar el dinamismo de la economía». 

El vínculo directo que une la  reforma laboral con la recepción de los fondos europeos también ha sido subrayado por el político italiano: «El mercado laboral español lleva años formando parte de las recomendaciones específicas de la UE para el país y el fondo ‘Next generation’ está vinculado a que se aborden las recomendaciones del año 2019», ha explicado. «También lo estuvo en años anteriores. Ahora necesitamos avanzar. Necesitamos un equilibrio entre la seguridad sólida de los trabajadores y el dinamismo de la economía. Lo que se conoce como flexiseguridad», ha incidido el comisario ante  preguntas de Unidas Podemos

Aunque Gentiloni ha esquivado valorar las negociaciones que actualmente se están desarrollando entre los agentes sociales -«evaluaremos la propuesta cuando esté ahí»- lo cierto es que sus palabras llegan en un momento de máxima tensión entre los socios de la coalición a cuenta precisamente del fondo de esta reforma y del liderazgo de sus negociaciones. Yolanda Díaz, vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo,  rechaza tajantemente la estrategia del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de revestir esta negociación como una cuestión que incumbe a todo el Gobierno y, en especial, al ministerio de Economía, que lidera Nadia Calviño. Una situación que amenaza con hacer saltar por los aires la paz social.

Publicidad

Poco antes de su intervención en la comisión del Congreso y Senado, Gentiloni había participado en un Desayuno de Europa Press en el que había incidido también en la importancia de esta reforma y había dejado claro que había que cumplir con lo acordado: «Tenemos papeles por escrito. Cientos de ellos», ha recordado tras alertar sobre las consecuencias de un incumplimiento. «Ser complaciente puede poner en peligro algo muy importante para el éxito europeo… Miraremos el panorama general, pero los compromisos asumidos deben estar allí», ha subrayado. Y ha recordado que ahora lo «completamente nuevo» es que estas recomendaciones están conectadas con «la potencia de fuego fiscal», y tildó de «éxito sin precedentes» en europa la emisión conjunta de deuda.

Compromiso de la UE: energías más sostenibles

Otra de las cuestiones centrales de su intervención ha sido la evolución de los precios de la energía, una de los principales retos, junto a la evolución de la pandemia, que amenazan la recuperación. Gentiloni, que ha defendido el compromiso comunitario con nuevas fuentes de energía más sostenibles, ha dicho que las medidas que adopten los países, y en concreto España, para frenar en la factura de la luz el impacto del alza de los precios mayoristas deben ser «temporales» y «respetar el mercado único» europeo.

Igualmente, ha avanzado que la Comisión Europea espera emitir una directiva a finales de año para introducir el acuerdo internacional sobre un impuesto mínimo de sociedades del 15% en la legislación europea, según ha indicado el comisario europeo de Economía, Paolo Gentiloni. «Estamos listos para dar este paso fundamental. estamos ante una revolución fiscal», ha remarcado, tras reconocer que, aunque «no hay un mundo ideal» así como la existencia de una debate sobre si este 15% es suficiente o, por contra, excesivo, el acuerdo es necesario. «No estamos armonizando el impuesto de sociedades, estamos armonizando el mínimo para evitar esta carrera hacia abajo en los impuestos, que creo inaceptable, especialmente, tras la crisis», ha zanjado.