impotencia del Gobierno

La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha reconocido la preocupación del Gobierno por la subida de la luz en el mercado mayorista que este jueves se situa en los 115,8 euros/MWh tras batir cuatro récords consecutivos. Teresa Ribera ha destacado que la subida se debe a factores, como el encarecimiento de los precios del gas y de las emisiones de CO2, que no dependen del Ejecutivo. “Podemos intentar convencer a Putin de que bombee más gas o a la Unión Europea de que cambie el modelo regulatorio del mercado, pero es poco realista“, ha señalado en declaraciones a la Cadena Ser.

Ribera ha afirmado que el Gobierno “está haciendo y busca cómo seguir haciendo” para rebajar la factura de la luz y ha recordado las medidas adoptadas a finales de junio para reducir el impacto fiscal de la factura con la rebaja del precio del IVA del 21% al 10% y la supresión temporal del impuesto de generación eléctrica. Además, ha asegurado la ministra, se está “trabajando y dedicando recursos a depender cada vez menos del mercado mayorista y de los combustibles fósiles”.

Publicidad

Regulación desfasada

Ribera ha explicado que la Unión Europea, a la que remitió una carta pidiendo cambios en el diseño del mercado mayorista, no valora cambiar el modelo regulatorio (en el que la última energía que entra en el ‘mix’ es la que fija el precio de todas las que lo componen) porque considera que es simple y eficiente.

“Nosotros creemos que esto no es razonable y creemos que los consumidores deben beneficiarse ya de las energías renovables y no seguir pagando toda la energía al precio de la más cara. Las políticas de cambio climático son enormemente beneficiosas para el coste de la energía, pero los problemas son las turbulencias de este momento, en el que estamos con una regulación desfasada que puede seguir dando estas señales tan distorsionadas en el momento actual”, ha señalado.

La ministra ha señalado que a pesar de que la escalada de los precios mayoristas es “enormemente aparatosa” esta no tiene una traducción igual en la factura de los consumidores domésticos. En cualquier caso ha insistitdo en la necesidad deincrementar las medidas para los consumidores vulnerables y no ha descartado introducir alguna modificación en la factura para incrementar la parte fija del recibo a cambio de dar mayor estabilidad ante la volatilidad de los precios. 

 impotencia del Gobierno