ley de vivienda

El líder del PP, Pablo Casado, ha anunciado que su formación llevará al Tribunal Constitucional la futura ley de vivienda del Gobierno y no la aplicarán en sus comunidades autónomas. A su entender, “este intervencionismo es suicida” y demuestra que España tiene “el Gobierno más radical de la Unión Europea”.

En una entrevista en Telecinco, Casado ha señalado que esa intervención en el mercado del alquiler lanza un “mensaje de inseguridad jurídica” y ha señalado que un Gobierno no puede “interferir” en la libertad y en la propiedad privada.

El jefe de la oposición ha avisado que con las medidas del Gobierno lo que va a suceder es que la gente no ponga sus pisos en alquiler y al final haya menos pisos. Es más, ha añadido que no es una cuestión de dar ayudas sino de dar seguridad jurídica, que vengan a España los inversores y que los jóvenes tengan empleo porque así podrán acceder al alquiler.

Publicidad

Por eso, ha anunciado que el PP llevará la decisión del Gobierno de “intervenir” el mercado del alquiler ante el Constitucional. “Sánchez es rehén de sus socios radicales y es una pena que España tenga el Gobierno más radical de la UE”, ha manifestado, para recordar que su partido también llevó al TC la ley de alquileres de Cataluña.

La Ley de Vivienda anunciada este martes por el Gobierno regulará los alquileres, entre otras cosas limitando los precios a los grandes tenedores, y bajará por ley los alquileres en base al índice de referencia para todos los contratos en las zonas de mercado tensionado y la retirada de privilegios fiscales.

Según el acuerdo, serán las comunidades autónomas las que deberán solicitar al Gobierno la declaración de zonas de mercado de alquiler tensionado, que será donde se aplicará la regulación de precios a los propietarios de más de diez viviendas.

Ya este martes, el PP y la CEOE criticaron la ley como un ataque a la propiedad privada. Ahora, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha asegurado que los propietarios pueden estar tranquilos con la ley de vivienda porque “en ningún caso se produce un intervencionismo radical” y se ha mostrado convencida de que los fondos seguirán invirtiendo en España. En una entrevista en Onda Cero, ha defendido que el anteproyecto de ley establece “una serie de medidas que no hacen totalmente inviable a esos grandes fondos de inversión que inviertan en nuestro país, que sigue siendo atractivo por muchas más cuestiones”.

Andalucía y Murcia rechaza la limitación del precio de los alquileres

La Junta de Andalucía, gobernada por PP y Ciudadanos, ya ha expresado este miércoles su rechazo a la futura ley de vivienda, que ha calificado de “intervencionista”, y ha informado de que se opondrá a la limitación del precio de los alquileres que plantea la norma.

Para el Ejecutivo andaluz, las medidas provocarán el efecto “contrario” al que persigue. Así lo ha considerado la consejera andaluza de Fomento, Marifran Carazo, quien ha opinado que la aplicación de estas medidas en otros países ha supuesto “la retirada de inversiones y ha aumentado los precios” de los alquileres, por lo que ha zanjado que esta “no es la solución”.

Según la consejera, el Gobierno andaluz trabaja en la dirección contraria, es decir en la promoción de nuevas viviendas de alquiler protegida a precio asequible con la participación de los ayuntamientos y de los promotores privados.

Por su parte, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, ha calificado el anteproyecto como “una ley expropiadora” que no aplicará.

El mandatario regional, presente en Madrid con motivo de la feria hortofrutícola Fruit Attraction 2021, ha opinado que la ley está “alejada de las políticas liberales” de su gobierno, por lo que buscarán los mecanismos para “legislar de tal forma que no se aplique en Murcia”.

“El gobierno regional apuesta por la libertad de las personas, por la libre competencia, por la economía de mercado, porque cada uno trabaje, pague pocos impuestos y pueda hacer lo que le dé la gana con lo que se ha ganado con el sudor de su frente”, ha detallado ante la prensa.

Los alcaldes dicen que el IBI no subirá en Madrid ni León

El alcalde de Madrid y portavoz nacional del PP, José Luis Martínez-Almeida, ha garantizado por su parte que no subirá el IBI en la capital pese al recargo del IVI de hasta el 150% para viviendas vacías que contempla la ley.  

“En el caso de que lo mantenga en términos opcionales, el Ayuntamiento de Madrid no aplicará el recargo (…) Y, en el caso de que nos obligue, ya articularemos las medidas para que todos los madrileños puedan seguir disfrutando de la rebaja del IBI“, ha declarado Almeida a los medios tras asistir a la inauguración de la South Summit 2021.

De este modo, Almeida ha refrendado su compromiso de rebajar el IBI progresivamente a lo largo del mandato, llevando el tipo de gravamen general hasta el mínimo legal del 0,4%, al tiempo que ha criticado la reforma del Ejecutivo, que a su juicio “lo que va a conseguir es que los jóvenes tengan cada vez más problemas para independizarse”.

También el alcalde de León, el socialista José Antonio Diez, ha descartado este miércoles incrementar la carga fiscal mediante el IBI. En declaraciones a los periodistas,ha subrayado que los impuestos que pagan los leoneses son suficientes, y ha recalcado que “no es momento de aumentar la presión fiscal”: “Es cierto que este gravamen va sobre segundas y terceras propiedades, pero ahora mismo no está sobre la mesa ningún tipo de incremento impositivo en León”, ha abundado el regidor socialista.

ley de vivienda