nivel de empleo

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones prevé recuperar a finales de agosto el nivel de empleo aproximado existente en febrero de 2020, antes de la crisis del Covid, gracias al incremento de unos 80.000 afiliados medios, que situarán el total de ocupados en 19,48 millones de trabajadores. Así lo refleja el avance experimental de afiliación quincenal que publica el Departamento que dirige José Luis Escrivá.

El incremento de 80.000 afiliados medios previstos para agosto sería el cuarto repunte mensual consecutivo en términos desestacionalizados, según ha destacado el Ministerio, que ha añadido que el crecimiento del empleo está siendo generalizado por sectores, al igual que sucedió en meses anteriores.

“El comportamiento de la afiliación en lo que llevamos del tercer trimestre respecto a la última semana de junio es bastante mejor que en años de creación de empleo. A mediados de agosto, el crecimiento de la afiliación acumulada es de 22.000 personas, frente a una caída de 152.000 afiliados en el promedio de los años 2017-2019”, ha resaltado el Ministerio.

Publicidad

Los trabajadores en ERTE se reducen a 286.000

Los datos de Seguridad Social constatan además un nuevo descenso de trabajadores en expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE). En concreto, el número de personas en ERTE se situó a cierre del pasado viernes en un nuevo mínimo de 286.000 trabajadores. Suponen casi 45.000 menos que en julio.

Desde el pico de la tercera ola de la pandemia, en febrero, el número de trabajadores en ERTE ha bajado en más de 600.000 personas.

Las comunidades autónomas que han registrado una mayor tasa de reducción de personas en ERTE durante las dos primeras semanas de agosto son:

  • Baleares, con una reducción del 22,7% (-5.394 trabajadores).
  • Canarias, con un descenso del 18,1% (-8.920 trabajadores).
  • Comunidad Valenciana, con una disminución del 16,3% (-3.923 personas).

Por sectores, la fabricación de vehículos a motor registró el mayor recorte de trabajadores en ERTE en la primera quincena de agosto (-42%), seguido del transporte aéreo (-30%); servicios de alojamiento (-22%), y hostelería (servicio de comidas y bebidas), con un descenso del 11%. En términos absolutos, estos dos últimos sectores son los que han registrado mayores salidas de personas en ERTE.