Ojito con el sector bancario

La semana ha tenido un claro protagonista negativo en el mercado: el sector bancario. Los grandes bancos del IBEX 35 han sufrido fuertes recortes, aunque la palma se la ha llevado el BBVA. Sufrió dos duros golpes en las últimas sesiones. Uno cuando anunció que lanzaba una opa por la parte que no controlaba de su filial turca Garanti y otra durante la celebración de su Investor Day, porque coincidió con la decisión del Banco Central turco de bajar el tipo de interés de referencia hasta el 15 por ciento y con una fuerte depreciación de la lira, que cae un 30 por ciento este año frente al dólar.

“Soy prudente con el sector bancario”, afirma el analista de Inversión Josep Codina, en el podcast al cierre de los mercados europeos de finanzas.com. “Pero no solo por la operación de BBVA”, continúa. “El BCE insiste en que no subirá tipos a lo largo de 2022 y eso resta atractivo al sector bancario, que tendrá más problemas para remontar con su negocio”.

Publicidad