Presupuestos

El Consejo de Ministros ha aprobado este jueves el anteproyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2022, los segundos presentados por el Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos, unas cuentas públicas que dedicarán 6 de cada 10 euros a políticas sociales, el mayor gasto público de la historia, con el fin de consolidar la recuperación de la crisis del coronavirus, y que destinarán a su vez unos 40.000 millones de euros a inversiones públicas, que se pretenden financiar a través de la aportación de una nueva partida de 27.633 millones de los fondos europeos y del aumento de la recaudación fiscal un 8,1 %, entre otros, por la subida de impuestos a las grandes empresas.

Después de meses de negociaciones y desencuentros entre el PSOE y Unidas Podemos, los socios de Gobierno cerraron este martes in extremis el acuerdo para dar ‘luz verde’ a las cuentas públicas de 2022 tras desbloquear la ley de vivienda y llegar a un pacto para imponer un tipo mínimo efectivo en el impuesto de Sociedades del 15 % para grandes empresas. Precisamente este jueves, de forma previa al Consejo de Ministros, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, han escenificado la “buena salud” de la que goza la coalición con un breve encuentro ante los medios.

Sánchez y Díaz escenifican el acuerdo de presupuestos

Publicidad

“Los hemos denominado los Presupuestos de la recuperación justa, porque pretenden hacer de España un país más productivo, competitivo y sostenible, garantizando que la mejoría económica llegue la conjunto de las familias”, ha señalado la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero, en la rueda de prensa del Consejo de Ministros extraordinario que ha aprobado el envío de las cuentas al Congreso, donde serán presentados al detalle la próxima semana

“Va a depender del calendario de la mesa del Congreso, en torno al miércoles creemos”, ha añadido. El objetivo del Gobierno es acelerar los plazos de la tramitación parlamentaria para que estén aprobados antes de final de año, si bien aún no tiene garantizados todos los apoyos para sacarlos adelante. El PP, Ciudadanos y Vox ya han anunciado que se apondrán.

El gasto social aumenta hasta el 59,8 % del total

Las cuentas del próximo año contarán con el mayor gasto social de la historia al destinar 240.375 millones de euros en políticas públicas, el 59,8 % del total sin contar los fondos europeos o, lo que es lo mismo, 6 de cada 10 euros. Uniendo las ayudas desembolsadas por Bruselas, 27.633 millones de euros, el gasto aumentaría hasta los 248.341 millones. Así, el porcentaje destinado a gastos sociales crece en más de siete puntos respecto a los Presupuestos del pasado año, que destinaban a esta partida un 52,6 % del total.

Como cada año, la mayor parte de ese gasto social se destina al pago de las pensiones, con 171.165 millones de euros, un 4,8 % más respecto a 2020. En este sentido, la ministra de Hacienda ha anunciado que las pensiones mínimas y no contributivas subirán un 3 % el próximo año: “Más de 10 millones de personas verán como esta prestación se incrementará el próximo año”, ha destacado Montero, mientras que el resto de pensiones se revalorizarán en función de la inflación media de los doce meses anteriores que se registre en noviembre de este año, tal como recoge la reforma de pensiones que actualmente se tramita en el Congreso.

Las pensiones mínimas y no contributivas subirán un 3% en 2022

El Ejecutivo ha destacado que estos Presupuestos son “el catalizador” para que “la recuperación llegue a todos” y en donde se “fortalecen el estado del bienestar”, a la vez que se “ensancha la clase media”. “No se trata de volver solo a las condiciones que teníamos antes de la pandemia, sino que aspiramos a avanzar y estar mejor que antes“, ha destacado la ministra. Con este objetivo, ha incidido en que los PGE destinan “más recursos para educación, sanidad, dependencia o derechos sociales”. Asimismo, todos los ministerios contarán con más dotación presupuestaria en 2022 a excepción de Trabajo, Sanidad y Universidades.

En concreto, el Gobierno destinará 40 millones de euros más a la partida para la protección de las familias y para luchar contra la pobreza infantil. Además, el Ingreso Mínimo Vital se dotará con 4.436 millones de euros, lo que implica una actualización del 3 %; mientras que el Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (IMPREM), empleado como referencia para calcular ayudas sociales, crecerá por segundo año consecutivo: un 2,5 % hasta los 579,02 euros, aunque en esta ocasión lo hará la mitad de lo que aumentó en 2021.

También crece el gasto en dependencia un 23,3 %, una medida de la que se beneficiarán 350.000 personas. “Se suma al esfuerzo del año pasado donde subió una cantidad similar respecto al esfuerzo de 2020”, ha apostillado Montero. La ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, había recordado previamente a través de su cuenta de Twitter que los PGE para 2022 recogerán 600 millones extra para dependencia. Y los sueldos de empleados públicos subirán un 2 %.

El gasto en dependencia en los Presupuestos aumenta un 23,3% – Ver ahora

Las cuentas públicas también tendrán la vista puesta en los jóvenes, a los que se destinará 12.550 millones, casi el doble que el año anterior. Entre otras medidas, se pondrá en marcha un ‘bono cultural’ de 400 euros, al que se dedica una partida de 210 millones de euros, y ayudas directas para facilitar la emancipación de los jóvenes como el ‘bono de alquiler’ de 250 euros mensuales, que tendrá un coste de 200 millones y servirá, ha dicho Montero, para mejorar la emancipación de un colectivo que, a pesar de tener trabajo, no puede acceder a la vivienda.

Casi 9 de cada 10 euros de los fondos europeos irá destinado a inversiones

El Ejecutivo confía en que los 27.633 millones que están previstos que lleguen por parte de Bruselas, en caso de que España lleve a cabo las reformas pactadas como la del mercado laboral o de pensiones, logren apuntalar la recuperación. Así, la llegada de los fondos europeos, “la locomotora de la recuperación”, según Montero, permitirá dedicar unos 40.000 millones de euros a inversiones y transferencias de capital, tanto en apoyo a la industria como en el desarrollo de infraestructuras y proyectos de transición ecológica y digitalización. “Se trata de la mayor partida inversora de la historia”, ha apuntado la ministra.

“La mayor partida inversora de la historia“

Esto implica que el 85 % de las inversiones que se lleven a cabo el próximo año procederán de dichas ayudas o, lo que es lo mismo: casi 9 de cada 10 euros. El Gobierno ha señalado que serán los ciudadanos y las pymes los que se beneficiarán de los fondos europeos, que se quedan en los 26.900 millones de euros una vez excluida la cuantía del programa REACT-EU -que se integra directamente en los presupuestos autonómicos-. “Estamos ante una oportunidad que no podemos dejar escapar como pertenencia a la UE”, ha señalado Montero.

El componente del plan de recuperación al que se destinará la mayor cuantía de los fondos europeos es el de política industrial (3.184,5 millones), seguido por el plan de rehabilitación de vivienda (2.839), el plan de choque de movilidad sostenible (2.184,6), el impulso a la pyme (2.140) y la modernización de las Administraciones Públicas (1.794,7). Además, se plantea el fomento del empleo joven (255 millones); el despliegue del 5G (600 millones) y más recursos a la actividad investigadora (521,5 millones), entre otros.

14 horas – Los puntos clave de los Presupuestos para 2022 – Escuchar ahora

La recaudación fiscal aumentará un 8,1 %

Los Presupuestos del próximo año también prevén una mejora de la recaudación: aumentará un 8,1 %, hasta llegar a los 232.352 millones, tras la caída que los ingresos sufrieron en 2020 como consecuencia del parón de la actividad. Según la ministra, se trata de una estimación “prudente”, incluso por debajo de la previsión de crecimiento económico. 

En este sentido, ha señalado que el incremento del tipo mínimo del impuesto de Sociedades hasta el 15 %, que acordaron este martes el PSOE y Unidas Podemos durante la negociación, aportará “unos 400 millones de euros” y afectará a poco más de un millar de empresas. Montero ha reconocido que es un “pequeño ajuste” hasta que se puedan conocer los resultados del informe del comité de expertos en el que se basará el próximo año la reforma fiscal prevista.

Junto con este cambio en el Impuesto sobre Sociedades, las cuentas del próximo año solo incorporan otras dos novedades en materia tributaria: la congelación del sistema de módulos por el que tributan gran parte de pymes y autónomos -con una cantidad fija con independencia de su facturación- y la reducción de las aportaciones individuales a planes de pensiones con derecho a deducción, que se compensa con el aumento de las aportaciones a los planes de empresa.

Montero confirma que los Presupuestos incluyen un impuesto de sociedades mínimo del 15 % – Ver ahora

Los Presupuestos son la ley más importante a la que se enfrenta un Gobierno cada año. Se trata de decidir en qué se va a gastar el dinero de los ciudadanos y hacerlo según unos cálculos previos de cómo va a ir la economía. Este año, las cuentas están elaboradas apostando por un crecimiento de la economía española del 7 % el próximo año, mientras que se estima que el empleo lo hará en un 2,7 %, dejando la tasa de paro en el entorno del 14 %.

Las cuentas se han realizado basadas en el techo de gasto récord que ya se fijó hace unos meses en 196.000 millones, prácticamente idéntico al que ya estaba en vigor para las cuentas de 2021. El déficit previsto es el que ya se había marcado, en el 5 %, mientras que la deuda pública se espera que se reduzca hasta el 115,1 %, tras haberse disparado por los distintos programas económicos de respuesta a la pandemia. 

Llegarán al Congreso la próxima semana

Tras ser aprobados por el Consejo de Ministros, llegarán la próxima semana al Congreso de los Diputados, previsiblemente el próximo miércoles, ha señalado Montero, cuando comenzarán los encuentros entre el Gobieron y los grupos políticos. La idea del Ejecutivo es que antes del 31 de diciembre la Ley de Presupuestos para 2022 esté publicada en el BOE y, por tanto, puedan entrar en vigor el 1 de enero, si bien el Gobierno aún no tiene amarrados los 176 ‘síes’ necesarios para que las cuentas públicas salgan adelante.

La prioridad del Ejecutivo son los socios de la investidura. Mientras que con ERC y el PNV el contacto es fluido, el PP, Ciudadanos y Vox ya han anunciado que rechazan las cuentas. El ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, aseguró este martes que se escuchará a todas las formaciones políticas para intentar integrar al mayor número de grupos parlamentarios posible. “La idea es que aprobemos estos Presupuestos para la imprescindible recuperación justa que estamos abordando desde el Gobierno tras la pandemia”, remarcó tras anunciar el acuerdo.

El PP carga contra unos Presupuestos que “nacen muertos” mientras Vox y Cs dicen que solo buscan satisfacer a los independentistas

Presupuestos