presupuestos

El Gobierno ha logrado este jueves en el Congreso la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2022. Lo ha hecho con una mayoría absoluta de 188 votos a favor, 159 en contra y una abstención. Los aplausos se han alargado durante un minuto y medio en la Cámara y tras el acuerdo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la Ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se han dado un abrazo.

En contra de los mismos han votado PP, Vox, Cs, Navarra Suma, JxCat, la CUP, Foro, Coalición Canaria y el BNG.

Así, los PGE han salido adelante con el apoyo 11 formaciones parlamentarias: PSOE, Unidas Podemos, ERC, PNV, Bildu, PDECat, Más País, Compromís, Nueva Canarias, PRC y Teruel Existe. Serán remitido en los próximos días al Senado, donde continuará su tramitación durante el mes de diciembre. 

Publicidad

Se trata exactamente de la misma mayoría parlamentaria alcanzada en los Presupuestos de 2021 aprobados hace un año, cuando estos mismos 11 partidos votaron a favor y PP, Vox, Ciudadanos, Junts, la CUP, UPN, Foro Asturias y Coalición Canaria votaron en contra, con la única diferencia de que esta vez el BNG, que hace un año votó en contra, en esta ocasión se ha abstenido.

Tramitación exprés

Una vez aprobado por la Cámara Baja, ahora el proyecto presupuestario llegará al Senado, donde, al igual que los PGE de 2021, se espera que siga una tramitación ‘exprés’ por la que ser aprobados sin incorporar ninguna nueva enmienda y a tiempo para su entrada en vigor el 1 de enero de 2022, ya que cualquier cambio introducido por la Cámara Alta haría que el proyecto volviera al Congreso para ratificar o rechazar dichos cambios, demorando así la aprobación definitiva.

Con los Presupuestos rumbo al Senado y la reforma de las pensiones encarrilada, el Gobierno se centrará ahora en la reforma laboral.

Techo de gasto

El Ejecutivo diseñó los PGE de 2022 sobre la base de un límite de gasto no financiero, el conocido como ‘techo de gasto’, de 196.142 millones de euros, tan solo un 0,023% por encima del de 2021, y está basado en un escenario macroeconómico -avalado por la Airef- que mantiene las previsiones de crecimiento realizadas en abril de un 6,5% del PIB en 2021 y del 7% en 2022.

Para poder hacer uso del ‘techo de gasto’, superior en más de un 53% al de 2019, el Ejecutivo cuenta por tercer año consecutivo con la suspensión de las reglas fiscales que la Comisión Europea para permitir a los Estados encarar los gastos asociados a la pandemia de Covid-19.

presupuestos