nueva televisión de LaLiga

La guerra entre Real Madrid, Barcelona y LaLiga tiene un nuevo episodio. Otro más. Florentino Pérez y Joan Laporta no están de acuerdo en el lanzamiento de la nueva televisión que prepara Javier Tebas, de la mano del fondo CVC -que podría entrar en el capital social de la patronal del fútbol si el jueves las entidades dan el visto bueno a la operación-.

El Confidencial adelantó este lunes que LaLiga creará su propio canal junto al tiburón de las inversiones, con la ayuda de KPMG para abaratar el precio para disfrutar de los choques por televisión. Fuentes de la patronal del fútbol no desmienten la intención de sacar adelante este nuevo proyecto, en el que se lleva trabajando “desde hace varios meses”, según explican voces del sector. 

Publicidad

La creación de un nuevo canal televisivo ha provocado que tanto Real Madrid como Barcelona vuelvan a mostrar su disconformidad con Javier Tebas y LaLiga. Los dos clubes, que son los que más dinero recaudan en concepto de derechos audiovisuales, consideran que se vuelven a vulnerar los acuerdos firmados anteriormente, por lo que los clubes podrían volver a judicializar las intenciones del fondo de inversión y la patronal del fútbol. Cabe recordar en este sentido que Florentino Pérez va a llevar a los tribunales la entrada de CVC ya que entiende que el fondo puede “adueñarse ilegítimamente del patrimonio”, tal y como avanzó El Independiente el pasado viernes.

Pero estos clubes no son los únicos que rechazan la nueva televisión creada por Javier Tebas. Las empresas de telecomunicaciones también miran con recelo el aterrizaje del canal de LaLiga que estaría financiado con el capital de la nueva joint venture creada entre el fondo de inversión y el organismo futbolístico. Orange y Movistar son las dos compañías que ofrecerán en exclusiva los partidos de Primera y Segunda, además de la Champions League y las otras competiciones europeas.

La nueva televisión pretende ahora dejar de lado a los actuales poseedores de los derechos televisivos. LaLiga entiende que se debe regresar a un modelo parecido al que existía anteriormente de pago por visión de partidos, aunque con precios mucho más reducidos para ofrecer partidos a la carta y abonar sólo por los choques que se desean y no como se hace actualmente, según adelantó el citado diario. Según narran diversas fuentes del sector, la patronal de LaLiga y CVC ya han contactado con las grandes plataformas de contenidos internacionales para incorporar el futuro canal a su oferta. 

Además, la patronal del fútbol español creará una plataforma propia para aquellos abonados que quieran descargarse su propia app para ver sus partidos. Javier Tebas y LaLiga llevan desde hace meses buscando nuevos actores en los derechos televisivos y en varias ocasiones ha admitido que se da por hecho que Amazon, Netflix o Dazn acudirán a la próxima subasta de derechos televisivos del año que se celebra el año que viene.

LaLiga, para planear este proyecto, se ha apoyado en diversas encuestas realizadas a clientes de Vodafone, MásMóvil o Euskaltel, empresas de telecomunicaciones sin derechos audiovisuales. Precisamente, ese hecho ha creado cierto enfado en las oficinas de Telefónica y Orange ya que consideran que se toman “referencias desvirtuadas de la realidad” debido a que recogen información de “clientes que no pagan por una cuota” por visualizar el deporte en España.

No cuadran las cuentas

Además de la oposición de la nueva plataforma que prepara LaLiga, Real Madrid y Barcelona muestran el rechazo absoluto de la creación de la joint venture de CVC y el organismo deportivo. 

Los clubes consideran que en el plazo de 40 años, el fondo se asegurará unos 50.000 millones de euros, dependiendo de las variables, tal y como avanzó este medio. El País tuvo acceso a dicho documento en el que explica al detalle las cuentas. 

En las previsiones más optimistas, que auguran un crecimiento del 10% anual de la nueva joint venture, el fondo casi multiplicaría por 100 su inversión (hasta los 212.000 millones). En el escenario “conservador”, que de acuerdo a las estimaciones de la entidad blanca, sería un crecimiento anual del 3%, el fondo acabaría recibiendo 21.300 millones por ese 11% que le corresponde. Y CVC recuperaría los 2.668 millones de inversión inicial pasada una década. 

A su vez, de acuerdo al citado texto, la nueva joint venture conseguirá beneficios de 1.700 millones, por lo que CVC estaría pagando su inversión con una valoración que es 14 o 15 veces sus beneficios.

No obstante, fuentes de LaLiga aseguran que el texto “tiene errores” que podrían “llevar a errores a los clubes”. Así, diversas voces cercanas a Javier Tebas explican que Real Madrid y Barcelona “no están teniendo en cuenta el impacto del tiempo en el valor del dinero. No es lo mismo, por ejemplo, 180 M de euros hoy que dentro de 5 años”, y por tanto, “no tienen el mismo valor”.

Además, las mismas fuentes consultadas defienden la entrada de CVC con datos del propio Real Madrid puesto que la entidad pronostica unos ingresos por los derechos audiovisuales de LaLiga que multiplican por dos los actuales. “De hecho, sus cálculos valoran unos ingresos por los derechos de LaLiga en 4 o 5 años similares a los que pronosticaban con la creación de la Superliga”, zanjan. 

Por último, desde LaLiga se aferran a la necesidad del nuevo proyecto puesto que la consultora KPMG asegura que existen actualmente en el ecosistema de la industria del fútbol una serie de amenazas que pueden “dañar considerablemente su valor a futuro«. «Eso ratifica la necesidad de un proyecto como ‘LaLiga Impulso’ en la que el inversor también asume los riesgos propios derivados de estas amenazas”, explican.

nueva televisión de LaLiga