decreto energético

En esta legislatura con votaciones al borde del infarto, cada voto es fundamental. Es por ello que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, apoyará este jueves con el ‘sí’ el decreto de ahorro energético desde Ecuador, a 8.730 kilómetros del hemiciclo del Congreso de los Diputados, ante la delicada votación a la que se enfrenta el Ejecutivo, según revelan fuentes gubernamentales a THE OBJECTIVE.

Sánchez tiene previsto solicitar por primera vez el uso del voto telemático en mitad de una gira internacional ya que el Congreso introdujo el pasado mes de mayo un cambio en su reglamento, con el fin de que los diputados pudieran ejercerlo a distancia si se encuentran en viaje oficial. Es el caso del presidente del Gobierno, quien este miércoles inicia una salida al extranjero de tres díasque le llevará a Colombia, Ecuador y Honduras, tal y como adelantó este diario.

Todos los grupos parlamentarios secundaron este cambio en el reglamentohace tres meses ante las dificultades que esgrimían los diputados de algunas comisiones -sobre todo, los de Asuntos Exteriores- para compaginar las votaciones presenciales en la Cámara baja con algunos viajes a los que están obligados por ser representantes en organismos internacionales. Por ejemplo, ante el Consejo de Europa o la Unión Interparlamentaria. La oposición, en todo caso, sí que podrá afear a Sánchez que haya hecho coincidir esta gira por Iberoamérica con la sesión plenaria y que su escaño esté vacío en el inicio del nuevo curso político. 

La modificación del reglamento dio luz verde al voto telemático cuando los parlamentarios se encuentren de viaje oficial por «compromisos de representación institucional en el extranjero» que les impidan asistir a la votación en el pleno. La proposición avalada por los grupos mencionó varios supuestos como las cumbres de la UE y la OTAN, un G-20 o reuniones de la Asamblea General de Naciones Unidas. Así que la excepción estaba pensada, sobre todo, para las salidas de Sánchez al extranjero.

Sánchez no quiere cambiar ni una coma

El Ejecutivo de coalición no quiere cambiar ni una coma del polémico decreto que se aprobó a principios de agosto y confía en sus socios de investidura para sacarlo adelante. Pero no lo tendrá fácil. ERC y PNV han verbalizado en alto sus críticas desde Cataluña y el País Vasco ya que Terera Ribera no contó con las comunidades autónomas para consensuar las medidas del plan de ahorro energético. 

Junts no ha querido aclarar el sentido de su voto por boca de su portavoz en el Congreso, Miriam Nogueras, quien el pasado viernes lamentó en TVE que el texto que ha liderado el Ministerio de Transición Energética sea «una macedonia de propuestas», en el que se mezclan las medidas para ahorrar consumo energético con otros asuntos referidos a normativa de la pandemia o a una modificación legal para facilitar el pago de los rescates a las radiales de Madrid. Por ello, pidió «más transparencia» al Gobierno de Sánchez.

En la bancada de la oposición no parecen dispuestos a salvar en esta ocasión al Ejecutivo. Tanto el PP como Vox y Ciudadanos han dejado claro que votarán en contra del decreto energético, por lo que al Ejecutivo se le cierran las puertas y todo apunta a una votación muy ajustada.

En el departamento de Ribera confían en atraerse a última hora a algunos socios con la promesa de que las CCAA podrán hacer sus aportaciones al plan que Moncloa quiere enviar a la Comisión Europea en septiembre con medidas que vayan más allá de las «sencillas» que han aprobado ahora y que se centran, básicamente, en el control de la temperatura en locales y en el apagado de la luz en edificios públicos y escaparates a partir de las 22 horas.

El coordinador general del PPElías Bendodo, adelantó este lunes que su partido votará en contra del decreto ley salvo que este mismo martes, en la reunión del Consejo de Ministros, el Gobierno lo corrija y elimine lo que considera «frivolidades» incluidas en el plan.

En rueda de prensa en la sede del PP, Bendodo indicó que la cita del Ejecutivo de este martes, dos días antes de la votación del Congreso, es una «magnífica oportunidad» para que Sánchez enmiende el decreto y elimine asuntos como el apagado de escaparates, la reducción del aire acondicionado o la recomendación de quitarse la corbata, aunque esto fue una sugerencia del propio presidente del Gobierno.

En este sentido, reclamó a Sánchez que incluya ayudas al transporte en este decreto y que Moncloa hable y negocie con las comunidades autónomas el contenido del mismo. «Si el Gobierno retira todas las medidas frívolas, si opta por protección y la ayuda del transporte en carretera, votaremos a favor; pero si no, votaremos en contra», apuntó. Un camino que el Gobierno no pretende transitar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí