subida salarial

Nadia Calviño ha manifestado que hay que evitar una subida salarial que pueda afectar la inflación “de manera estructural” y apoya que los salarios evolucionen en función de las características de cada empresa y sector. 

La vicepresidenta primera se ha mostrado preocupada en una entrevista en La Vanguardia por “las causas que subyacen a la presión sobre los precios”, como son la subida de los precios de la energía en el mercado internacional y los problemas de suministro por cuellos de botellas en las cadenas globales y ha destacado que “lo que hay que evitar en este momento es que una subida salarial pueda tener efectos de segunda ronda que tengan un carácter más estructural”. 

La ministra de Economía ha contestado a la pregunta de si los salarios deberían subir acorde al IPC actual un 5,5% que la tasa de variación de los precios de los últimos meses “no representa la media del año”, que calcula de alrededor del 3%, y se muestra más partidaria de que los sueldos crezcan en función de cada empresa y sector. 

Publicidad

“La evolución de los salarios tiene que adecuarse a las características de cada empresa y de cada sector y, por tanto, dependerá de la negociación colectiva que se produzca en cada contexto, para asegurarnos de que no tiene un impacto negativo sobre el crecimiento y la creación de empleo”, ha dicho. Por otra parte, la vicepresidenta primera confía en que “lo antes posible” se produzca un acuerdo tripartito entre Gobierno, sindicatos y patronales sobre la reforma laboral.