subsidios por desempleo

El número de estadounidenses que presentó nuevas solicitudes de subsidios por desempleo creció inesperadamente la semana pasada, en medio de un aumento en California, pero el mercado laboral sigue recuperándose de manera continua.

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo subieron en 16.000 a una cifra ajustada por estacionalidad de 351.000 durante la semana que terminó el 18 de septiembre, dijo el jueves el Departamento del Trabajo. Economistas consultados por Reuters habían estimado que las solicitudes alcanzarían las 320.000 en la última semana.

Publicidad

Hubo un aumento de 24.221 pedidos en California, según cifras sin ajustar. Eso compensó una fuerte disminución en las solicitudes en Luisiana, que fue devastada por el huracán Ida a fines de agosto.

El promedio móvil de los pedidos de subsidios en cuatro semanas, considerado una mejor medida de las tendencias del mercado laboral ya que elimina la volatilidad de una semana a otra, cayó en 750 a 335.750 la semana pasada.

Las solicitudes han descendido desde un récord de 6,149 millones a principios de abril de 2020, pero aún se mantienen por encima del rango de 200.000 a 250.000 que se considera compatible con las condiciones saludables del mercado laboral.

El miércoles, la Reserva Federal se mostró optimista sobre la economía, allanando el camino para reducir “pronto” sus compras mensuales de bonos y señalando que las alzas de las tasas de interés podrían seguir más rápido de lo esperado.

Los datos de solicitudes de subsidios de la semana pasada cubren el período durante el cual el gobierno encuestó a los empleadores para la porción de nóminas no agrícolas del informe de empleo de septiembre.

El crecimiento del empleo se desaceleró en agosto, y las nóminas registraron su menor avance en siete meses en medio de un estancamiento en las contrataciones en el sector de ocio y hotelería, en medio de un aumento de las infecciones por coronavirus impulsado por la variante Delta.

Los factores relacionados con la pandemia están causando escasez de trabajadores, lo que limita la contratación. El presidente de la Fed, Jerome Powell, dijo a periodistas que anticipa “aumentos más rápidos del empleo” a medida que disminuyan estos factores, que incluyen la falta de cuidado infantil asequible y los temores de contraer el virus.

La creación de puestos de trabajo alcanzó un récord de 10,9 millones a finales de julio. La Fed proyectó la tasa de desempleo en 4,8% este año. Eso fue superior a la tasa de 4,5% que el banco central de Estados Unidos proyectó en junio. La tasa de desempleo se situó en el 5,2% en agosto. 

subsidios por desempleo