Tapering en septiembre

Pasada la reunión de tipos de la Fed (29 de julio), todas las miradas están puestas en el simposio de Jackson Hole (del 26 al 28 de agosto), donde los expertos creen que Jerome Powell podría tener una gran oportunidad para ‘dejar caer’ el inminente comienzo del tapering.

No obstante, las declaraciones de los miembros de la Fed en este sentido siguen siendo muy dispares.

Publicidad

“En los últimos días, hemos asistido a declaraciones de miembros de la Fed, Bullard (sin voto) el pasado viernes y Waller (con voto) ayer, en las que afirmaban que el organismo podría hacer un anuncio sobre el tapering (o retirada de estímulos/compras de bonos) tan pronto como en septiembre, y empezar los recortes de compras en el mes de octubre”, explican en renta 4. 

“Según Waller, el inicio del proceso de normalización monetaria dependerá en gran medida de la recuperación del empleo, cuyo dato conoceremos el próximo viernes con la publicación del informe de empleo en EE.UU. del mes de julio, y anunció que este proceso podría ser rápido, entre 5 y 6 meses”, añaden estos analistas. 

Según se hacen eco estos expertos, otros miembros de la Fed con una postura más ‘dovish’, Kashkari y Brainard, han mencionado el riesgo que supone la variante Delta para el proceso de recuperación económica, reiterando que las presiones inflacionistas deberían reducirse y que el empleo está lejos del objetivo de la Fed. 

“Sin embargo, la TIR del Treasury Bond ha bajado seis puntos desde el pasado viernes para situarse en 1,17%, en un movimiento que creemos está más relacionado con mayores dudas sobre el crecimiento económico dado el empeoramiento de la pandemia en EE.UU. con un fuerte incremento en el número contagios”, afirman en Renta 4 (MC:RTA4).

En este sentido, Tiffany (NYSE:TIF) Wilding, economista para EE.UU. de PIMCO, recuerda que en la última reunión de tipos de la Fed “se reconoció que se han hecho progresos hacia los objetivos de inflación y de máximo empleo del comité, pero no se llegó a decir que fueran sustanciales”. 

Wilding cree que “estos cambios en las declaraciones dejan abierta la posibilidad de que la Fed pueda anunciar la primera reducción del ritmo de sus compras de bonos ya en septiembre, pero reafirmamos nuestra opinión de que diciembre es el momento más probable para cualquier anuncio”.

Paolo Zanghieri, economista senior de Generali (MI:GASI) Investments, resalta que “la Fed no parece preocupada por los signos de desaceleración de la actividad que señalan algunos indicadores ni por los riesgos relacionados con la propagación de la variante Delta”, y se queda con un detalle del último discurso de Powell. “Señaló que cada cepa de la infección ha sido progresivamente menos dañina para la economía, y espera que ocurra lo mismo con la variante Delta”. 

“A medida que la economía evoluciona de acuerdo con las expectativas, se acerca el momento adecuado para el tapering”, concluye Zanghieri.