Tráiler de ‘West Side Story’, de Steven Spielberg

El director Steven Spielberg engrandece la historia con una versión actualizada del premiado musical llevado al cine en 1961 por Robert Wise.

Hacía tiempo que a Steven Spielberg le rondaba por la cabeza la idea de rodar un musical. No pensaba en cualquier musical, sino en su favorito. También en el más amado por millones de espectadores de generaciones y países distintos. Pero revisar el ‘West Side Story’ de Robert Wise, que obtuvo diez premios Oscar en 1961 y que ha pasado a la historia como uno de los mejores musicales de todos los tiempos, presentaba algunos riesgos. Para empezar, que esos mismos espectadores mirarían con lupa inquisitoria cada nueva aportación que el mago de Hollywood imprimiese a la cinta que adoraban. Tampoco la crítica se dejaría deslumbrar por una simple actualización del musical. Y, sin embargo, cabía la posibilidad de que, pese a toda esa presión, el genio de Spielberg diera un paso más allá y consiguiera engrandecer la historia, tanto desde un punto de vista técnico, como argumental. Y así ha sucedido.

La nueva versión de ‘West Side Story’, que llega a las salas españolas este 22 de diciembre, es una película que resulta menos teatralizada y más cinematográfica que su predecesora. No sólo hablamos de su sensacional puesta en escena, sino del rodaje en exteriores, el baile de cámaras, el número de figurantes y todas sus localizaciones. ‘West Side Story’ es, por momentos, pura adrenalina y pura fiesta. Ese ‘I want to live in América’ es, sencillamente, apabullante. Como lo es Ariana DeBose, la actriz que interpreta a Anita en esta revisión del clásico.

Publicidad

Precisamente, el suyo es uno de los personajes más recordados del musical de los sesenta. La actriz que la interpretó entonces, Rita Moreno, fue la primera portorriqueña en alzarse con una estatuilla gracias a este papel y eso, en aquellos años, eran palabras mayores. Spielberg no desaprovecha la oportunidad de volver a contar con su talento cincuenta años después y, ahora, Moreno da vida a Valentina, la anciana que regenta la tienda en la que trabaja Tony (Ansel Elgort), el protagonista, que ha dejado de liderar a los Jets tras pasar un año en la cárcel y para el que Valentina es una especie de mentora.

Porque en el ‘West Side Story’ de Spielberg, los personajes tienen más profundidad y la historia, más contexto. Con las ruinas de San Juan Hills como telón de fondo y con el calendario abierto por la década de los cincuenta, dos jóvenes bandas callejeras se enfrentan por conquistar un territorio tan decadente como sus propias vidas. Los Jets y los portorriqueños Sharks tienen más en común de lo que les separa, pero ninguno de sus integrantes parece darse cuenta de ello. Solo sueñan con destruirse los unos a los otros. En medio de sus batallas campales, el amor aflora entre Tony y María, la hermana del líder de los portorriqueños (Rachel Zegler). Y no diremos más, por si alguno de los lectores no conoce aún esta historia.

Si bien uno de los aspectos más criticados de la versión de Robert Wise fue que apenas contara con actores latinos en su elenco, Spielberg da la espalda a aquel planteamiento y borra de un plumazo el betún del rostro de aquellos personajes, para contar con un nutrido grupo de intérpretes que hablan español -hay escenas enteras rodadas en nuestro idioma-, llevan la cara bien limpia y bailan salsa. Lo hacen al ritmo de la batuta del compositor venezolano Gustavo Dudamel, que firma la exquisita banda sonora del musical y que conserva las partituras originales de Leonard Berstein con letra en inglés de Stephen Sondheim.

Entre los puntos menos afortunados de la cinta está la inexpresividad de Ansel Elgort. También algunas de las interpretaciones musicales que comparte con Rachel Zegler, que a veces resultan algo planas, aunque es meritorio que esta vez sí sean sus voces las que escuchamos en pantalla. Y, aunque el guion de Tony Kusher -con quien Spielberg ya trabajó en ‘Munich’ y ‘Lincoln’-, como decíamos, enriquece la película, esos enamoramientos fortuitos y esos perdones inexplicables siguen chirriándome cada vez que me acerco a una historia que, por lo demás, brilla como nunca en pantalla.

Es una pena que el musical de Spielberg aterrice en las salas en plena ola de Ómicron. Pero, si tienen la oportunidad, busquen una sala alejada del centro de su ciudad, a una hora poco concurrida, y compren una entrada de cine. Porque esta gozada merece ser disfrutada en la pantalla más grande que encuentren. Y después de estos meses tan aciagos, estoy segura de que ustedes también lo merecen.

#WestSideStory #StevenSpielberg #Cine

Texto original: https://www.expansion.com/cine-y-series/peliculas/2021/12/22/61c2eb02e5fdeac96b8b45c4.html