vacuna contra Ómicron

Stéphane Bancel, CEO de Moderna (NASDAQ:), ha asustado al mercado. Su entrevista en Financial Times en la que afirma que las vacunas existentes serán mucho menos efectivas para combatir Ómicron que las cepas anteriores de coronavirus ha vuelto a hacer temblar las Bolsas.

El ejecutivo ha advertido de que pasarán meses antes de que las compañías farmacéuticas puedan fabricar nuevas inyecciones específicas de variantes a escala.

Stéphane Bancel dijo que los científicos están preocupados porque 32 de las 50 mutaciones de Ómicron están en la proteína de espiga, que el virus usa para infectar células humanas, y la rápida propagación de la variante en Sudáfrica sugiere que las actuales vacunas podrían necesitar ser modificadas el próximo año.

Publicidad

La mayoría de los expertos pensaba que una variante tan mutada no surgiría hasta dentro de uno o dos años, añade Bancel.

“Tenemos que esperar los datos, pero todos los científicos con los que he hablado dicen que esto no va a ser bueno”, sentencia Bancel.

Los comentarios del director ejecutivo de Moderna se producen cuando los expertos en salud pública y los políticos han tratado de adoptar un tono más optimista sobre la capacidad de las vacunas existentes para proteger contra Ómicron.

Estos días de atrás, Moderna y Pfizer (NYSE:) anunciaron que estaban estudiando el nivel de eficacia de las vacunas existentes, por si tuvieran que adaptarlas a la nueva cepa.

vacuna contra Ómicron